Advertisement

Paternidad, Bonificaciones y Contabilidad.

La paternidad es una de las causas de suspensión del contrato reguladas en el artículo 45 del Estatuto de los Trabajadores en la que no existe obligación de trabajar ni de remunerar el trabajo pero sí que continúa la obligación de cotizar.

En consecuencia, para cubrir los ingresos del trabajador durante el permiso de descanso, existe la prestación de la seguridad social por paternidad siempre que el motivo de la suspensión del contrato se deba a:

  • El nacimiento de un hijo.
  • La adopción y el acogimiento, tanto preadoptivo como permanente o simple (siempre que su duración no sea inferior a 1 año), aunque dichos acogimientos sean provisionales, de:

    • Menores de 6 años.
    • Mayores de 6 años pero menores de 18 con discapacidad o que por sus circunstancias y experiencias personales o por provenir del extranjero, tengan especiales dificultades de inserción social y familiar, debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes.

A estos efectos, se entiende que el adoptado o acogido presenta alguna discapacidad, cuando acredite una minusvalía en un grado igual o superior al 33%.

DURACIÓN DEL PERMISO POR PATERNIDAD

La duración del descanso por paternidad es de cinco semanas ininterrumpidas, ampliables en 2 días más por cada hijo a partir del segundo, en los casos de parto, adopción o acogimiento múltiples. No obstante, la última semana del período de descanso podrá disfrutarse de forma independiente en otro momento dentro de los nueve meses siguientes a la fecha del nacimiento del hijo, previo acuerdo empresa/trabajador que se debe adoptar al inicio del período de suspensión.

Tenga en cuenta que en el caso de nacimiento de hijo, previo aviso y justificación, el trabajador tiene derecho a un permiso retribuido de dos días por nacimiento de hijo o cuatro en el caso de que el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto. Se trata de un permiso retribuido y no de una suspensión del contrato (como es el caso de la prestación por paternidad).

Por tanto, el descanso por paternidad se puede tomar inmediatamente después del permiso de 2 días que marca el Estatuto de los Trabajadores (o los días que marque el Convenio colectivo o acuerdo de empresa), ya sea simultáneamente con la baja de maternidad de la madre, o inmediatamente pasada ésta.

Además podrá disfrutarse en régimen de jornada completa o parcial de un mínimo del 50%, previo acuerdo con el empresario.

Por último, recuerde que en los casos de parto el disfrute del permiso de paternidad es independiente del disfrute compartido de los períodos de descanso por maternidad.

Sin embargo, en los supuestos de adopción o acogimiento corresponderá sólo a uno de los progenitores, a elección de los interesados si ambos trabajan, pero si el descanso por maternidad es disfrutado en su totalidad por uno de ellos y, en consecuencia, percibe íntegramente la correspondiente prestación, el de paternidad sólo podrá ser disfrutado por el otro.

REQUISITOS DE LA PRESTACIÓN POR PATERNIDAD

Para tener derecho a la prestación por paternidad durante el periodo de descanso se deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Estar afiliado y en alta en la seguridad social (o en situación asimilada a la de alta).
  2. Tener cubierto un período mínimo de cotización de:

    1. 180 días durante los 7 años inmediatamente anteriores a la fecha del inicio de la suspensión por paternidad, o
    2. 360 días a lo largo de su vida laboral con anterioridad a la mencionada fecha.

Aquí puede encontrar los formularios necesarios para su solicitud.

CUANTÍA DE LA PRESTACIÓN

Si se tiene derecho a la prestación por paternidad por cumplir los requisitos anteriores, la cuantía del subsidio será equivalente al 100% de la Base Reguladora.

Ahora bien, en el caso de disfrute de períodos de descanso en régimen de jornada a TIEMPO PARCIAL, la base reguladora del subsidio se reducirá en proporción inversa a la reducción que haya experimentado la jornada laboral.

COTIZACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL

Durante el tiempo de suspensión por paternidad no hay obligación de trabajar ni de remunerar al trabajador (el INSS le pagará el subsidio por paternidad) pero sí que continúa la obligación de cotizar por parte de la empresa las cuotas a su cargo.

En este sentido, mientras que dure la situación de descanso por paternidad es aconsejable que la empresa realice un “contrato de interinidad con bonificación para sustituir a trabajadores durante los periodos de descanso por maternidad, adopción, y acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural o suspensión por paternidad” (Aquí puede visualizar el modelo de contrato en PDF) a una persona desempleada, ya que además de tener cubierto ese puesto de trabajo la empresa podrá beneficiarse de una bonificación del 100% en los seguros sociales del trabajador sustituido y del 100% en los del trabajador interino de las cuotas a su cargo (igual que en las bajas por maternidad):

  1. Bonificación del 100% en las cuotas empresariales de la seguridad social del trabajador contratado para sustituir al empleado de baja por paternidad, incluidas las de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, y en las aportaciones empresariales de las cuotas de recaudación conjunta, conforme establece el Real decreto ley 11/1998, de 4 de septiembre.

    Por lo que el empresario sólo tendrá que ingresar en los seguros sociales, las cotizaciones que corresponde pagar al trabajador, es decir las que previamente le ha descontado en su nómina.

  2. Bonificación del 100% en las cuotas empresariales de la seguridad social del trabajador que está en situación de descanso por paternidad, incluidas las de accidente de trabajo y enfermedades profesionales y en las aportaciones empresariales de las cuotas de recaudación conjunta. Esta bonificación sólo se podrá aplicar mientras coincidan en el tiempo la suspensión de la actividad por paternidad y el contrato de interinidad del sustituidoy, en todo caso, con el límite máximo del período de suspensión.

    Por lo que por este trabajador el empresario no tendrá que cotizar nada pues las cotizaciones a cargo del trabajador se las descuenta el INSS en el subsidio por paternidad.

Esquema sobre las Obligaciones de la empresa relativas al salario y cotizaciones a la seguridad social.

  • Si no sustituye al trabajador en situación de descanso por paternidad:

    Salario Seg. Social empresa Seg. Social trabajador
    Trabajador en situación de descanso por paternidad NO
    (Cobraría el subsidio por paternidad a cargo de INSS)
    SI NO
    (Se lo descuenta el INSS del subsidio por paternidad)
  • Si realiza un contrato de interinidad con un trabajador desempleado para sustituir a trabajadores en situación de descanso por paternidad:

    Salario Seg. Social empresa Seg. Social trabajador
    Trabajador Interino
    (RD 11/1998)
    SI Bonificación 100% (la que se le ha descontado en su nómina)
    Trabajador en situación de descanso por maternidad NO
    (Cobraría el subsidio por maternidad a cargo de INSS)
    Bonificación 100% (Se la descuenta el INSS del subsidio)

CONTABILIDAD

Contablemente hablando, la baja por paternidad no tiene una especial significación en el día a día de la empresa, pues las modificaciones registrales que se producen no son especialmente relevantes:

  • En el caso de baja por paternidad, la cuenta (640) de sueldos y salarios (siempre y cuando se mantengan constantes el resto de trabajadores y condiciones de trabajo) va a ver reducido su importe, pues será el INSS el que pague el correspondiente subsidio de paternidad, no abonándose salario por el empresario durante los mencionadas 13 días. No obstante, el empresario seguirá cotizando por ese trabajador lo que motivará que la seguridad social a cargo del empresario se siga devengando y abonándose, lo que será recogido como gasto en la cuenta (642) Seguridad Social a cargo de la Empresa como un gasto, al igual que venía ocurriendo antes de la baja. En la cuenta (476) Organismos Seguridad Social Acreedora, se produce una modificación pues ya no habrá de recogerse la cotización del trabajador por su propia cuenta, ya que ésta le será descontada por el propio INSS.
  • En el caso de que el empresario contrate una nueva persona desempleada por contrato de interinidad para cubrir el puesto dejado por la persona en situación de paternidad, y cumpla los requisitos establecidos, la empresa se verá bonificada en un 100% en las cuotas de seguridad social tanto por la persona en situación de paternidad como por la nueva persona contratada, en este sentido:

    1. Nuevo/a contratado/a: habrá de contabilizarse su salario tal y como se realiza el de cualquier otro trabajador, si bien habremos de personalizar las cuentas de IRPF, salarios, etc. para este trabajador concreto y poder tener aisladas sus propias cuentas para luego realizar adecuadamente los modelos resúmenes anuales (190)
    2. Trabajador en paternidad: No se contabilizará su salario pues lo paga el INSS, no dará lugar a un gasto en este sentido durante la paternidad.
    3. Cuotas de Cotización a Seguridad Social: Al existir una bonificación del 100% de las cuotas de cotización a la Seguridad Social, esta cotización habrá de ser descontada de los modelos TC1 mensuales lo que motivará que haya de recogerse en la cuenta (471) Organismos Seguridad Social Deudora el importe de las bonificaciones a las que efectivamente tenga derecho la empresa.

Por último, el importe de la cuenta (471) "Organismos Seguridad Social Deudora" habrá de compensarse con la cuenta (476) "Organismos Seguridad Social Acreedora", obteniéndose como resultado:

  • Que (476) sea mayor que (471) con los que habrá de realizarse el correspondiente ingreso por la diferencia, será el resultado del modelo TC1.
  • Que (471) sea mayor que (476) con lo que habrá de solicitarse la devolución de la diferencia o compensarla con los seguros sociales del mes siguiente.

Comparte sólo esta página:

Síguenos