Cómo Entender un Balance.

Imagen Titulo

El Balance es uno de los documentos que conforman las cuentas anuales, y como tal (junto a la cuenta de Pérdidas y Ganancias, la Memoria, el Estado de Cambios del Patrimonio Neto y el Estado de Flujos de Efectivo), es un instrumento que nos sirve para interpretar que está sucediendo en la empresa a partir de la información contable de la que se dispone.

En concreto el balance de situación de una empresa nos va a mostrar la situación patrimonial de ésta en un momento determinado (a fecha en que se elabora el balance), es decir, el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que posee.

Partes que componen el Balance

Antes de analizar un balance es imprescindible que conozcamos las partes de que se compone, así como el significado de cada una. Partiendo de los siguientes conceptos:

  • Bienes: Cosas tangibles (inmuebles, mobiliario, ordenadores...) e intangibles (patente, marca, aplicaciones informáticas, ...).

  • Derechos: Todo aquello que se pueden convertir en dinero (cesión uso de un local mediante alquiler, factura pendiente de un deudor, ...)

  • Obligaciones: Deudas que contrae la empresa (con proveedores, Administraciones Públicas, entidades financieras,...)

La suma del PASIVO EXIGIBLE y el PATRIMONIO NETO forma la estructura financiera de la empresa. La separación de estas dos partidas atendiendo al origen de los fondos se debe a la aprobación del Nuevo Plan General Contable (Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre).

El conjunto de bienes y derechos de que dispone una empresa se denomina contablemente hablando como ACTIVO y al conjunto de obligaciones con terceros ajenos a la empresa se llama PASIVO EXIGIBLE.

El PATRIMONIO NETO constituye la parte residual de los activos de la empresa una vez deducido el pasivo exigible. Este incluye: el capital aportado por los socios de la empresa, más los resultados no repartidos de años anteriores (reservas) y otras partidas como ajustes por valoración o subvenciones.

Estas masas patrimoniales se encuentran en el Balance ordenadas en una estructura convencional, agrupando los distintos elementos que lo componen en "grupos homogéneos". Así tendríamos:

En relación con el ACTIVO:

  • Inmovilizado: Conjunto de inversiones realizadas en la empresa a más de un año (largo plazo contablemente hablando); distinguiéndose entre material, intangible, inmobiliario y financiero.

  • Existencias: Serían todas las mercancías que serán objeto de venta o facturación o que entrarán a formar parte del producto vendido o servicio prestado.

  • Realizable: Principalmente los derechos de cobro a clientes por las ventas realizadas o servicios prestados.

  • Disponible: El dinero que dispone la empresa en efectivo y en cuentas corrientes.

En relación con el PASIVO+PATRIMONIO NETO:

  • Patrimonio Neto: Deudas que la sociedad tiene con sus propios socios, pues está formado por el capital aportado por los socios más todo lo que haya ido generando la empresa con su actividad, reservas, beneficios no distribuidos, etc..

  • Pasivo no Corriente: Deudas y obligaciones de la empresa en un plazo superior al año.

  • Pasivo Corriente: Deudas y obligaciones de la empresa en un plazo inferior al año.

A continuación mostramos un balance con la estructura típica que hemos comentado en dos columnas, sin embargo también nos lo podemos encontrar en una única columna de forma que primero se muestre el activo, después el patrimonio neto y por último el pasivo. Además, en lo que a importes se refiere, puede estar referido a una sóla fecha o de forma comparada con distintos ejercicios o periodos.

ACTIVO PATRIMONIO NETO + PASIVO
ACTIVO NO CORRIENTE CAPITALES PERMANENTES
INMOVILIZADO INTANGIBLE
  • Fondo de Comercio
  • Aplicac. Informáticas
  • ...
PATRIMONIO NETO
  • Capital Social
  • Reservas
  • Resultados
  • ...
INMOVILIZADO MATERIAL
  • Terrenos
  • Maquinaria
  • Mobiliario
  • ...
PASIVO NO CORRIENTE
  • Préstamos a L/P
  • Deudas L/P
  • Proveedores L/P
  • ...
INVERSIONES INMOBILIARIAS
  • Inversiones en:
    • Terrenos
    • Construcciones
INVERSIONES FINANCIERAS
  • Inversiones Permanentes
  • ...
ACTIVO CORRIENTE EXIGIBLE CORRIENTE
EXISTENCIAS
  • Mercancías
  • Materias Primas
  • Material Oficina
  • Combustibles
  • ...
PASIVO CORRIENTE
  • Préstamos a C/P
  • Deudas C/P
  • Proveedores
  • Acreedores
  • Seg. Social Acr.
REALIZABLE
  • Créditos con Clientes
  • Créditos con Deudor
  • ...
DISPONIBLE
  • Caja
  • Cuentas corrientes

A partir de aquí, y una vez conocidos todas las denominaciones de elementos y masas que conforman un balance, habrían de realizarse las interpretaciones oportunas.

Análisis del Balance

Con sólo ver el Balance podemos marcar unos criterios básicos a seguir para saber si la evolución de nuestra empresa es la adecuada o no (siempre por supuesto expresándonos de forma genérica, pues dependiendo del sector de actividad, dimensión, estructura, etc, los criterios tendrían una valoración u otra). De esta forma debemos prestar atención a los siguientes puntos:

1. Relación entre el activo corriente y el pasivo corriente

Como regla general, el activo corriente debe ser mayor que el pasivo corriente, para de esta forma asegurar que la empresa no tenga problemas de liquidez a corto plazo.

¿Cuánto mayor? Pues como antes hacía mención depende del sector de actividad, tipo de empresa, etc. y por supuesto de como esté conformado ese activo corriente.

Si la mayor parte está formado por existencias habrán de venderse éstas para hacer frente a las deudas a corto plazo que tenemos en la empresa y no es siempre fácil vender esas existencias. En este sentido, lo lógico sería que el disponible más el realizable fuese suficiente para cubrir el pasivo corriente y evitar así el peligro de la "suspensión de pagos"; a partir de ahí las existencias podrían ser el excedente del activo corriente en relación al pasivo corriente.

2. Volumen del Patrimonio neto

El Patrimonio Neto debe ser una parte importante de la estructura financiera de la empresa. ¿Qué peso relativo debe tener dentro de la misma? Pues entre un 35% y un 50%, si bien, vuelvo a comentar que dependerá del tipo de empresa, sector, etc. que se esté analizando.

Esto resulta evidente pues, la ecuación fundamental de la contabilidad nos muestra que el TOTAL DE ACTIVO debe ser siempre igual al TOTAL DEL PASIVO + PATRIMONIO NETO y de esta forma cabría pensar, ¿Cómo el total de los bienes y derechos que tiene nuestra empresa ha de ser igual a todas las deudas que tenemos? ¿Entonces, que patrimonio tenemos? ¿Lo debemos todo? Efectivamente será la proporción del Patrimonio Neto en el total de la estructura financiera la que marque el endeudamiento de la empresa con su socios y "por ende" el endeudamiento real con terceras personas ajenas a la empresa, necesario para el desarrollo de la actividad económica pero a cambio de un mayor coste financiero, lo que reduce la rentabilidad del patrimonio neto, desde el punto de vista de recuperar la inversión realizada por los socios, normalmente a través de la obtención de dividendos pero también por una posible venta de la participación en la sociedad.

En cualquier caso lo que siempre se debe evitar es un patrimonio neto negativo, lo que plantearía una situación de quiebra en la que la deuda con terceras personas no puede saldarse ni liquidando todo el activo. Se trataría de una causa de disolución de la sociedad, que debe intentar enmendarse lo antes posible bien mediante un aumento del capital o negociando una quita de la deuda (o ambas) para poder continuar con la actividad de la empresa.

3. Fondo de maniobra

Relacionado con el primer punto, el fondo de maniobra es la parte del activo corriente que es financiada con recursos de carácter permanente. Principalmente, el fondo de maniobra nos permite medir la capacidad que tiene una empresa para continuar con el normal desarrollo de sus actividades en el corto plazo. Así, las situaciones que podemos observar en el Blance respecto al fondo de maniobra son las siguientes:

FONDO MANIOBRA CERO
ACTIVO NO CORRIENTE PATRIMONIO NETO
PASIVO NO CORRIENTE
ACTIVO CORRIENTE PASIVO CORRIENTE

En este caso el activo corriente es igual al pasivo pasivo corriente, es decir que todo el activo no corriente esta íntegramente financiado con capitales a largo plazo sin existir ningún sobrante para la financiación del activo corriente, que estaría íntegramente financiado con deudas a corto plazo. Habríamos de tener cuidado con posibles dificultades transitorias de liquidez.

FONDO DE MANIOBRA POSITIVO
ACTIVO NO CORRIENTE PATRIMONIO NETO
  PASIVO NO CORRIENTE
ACTIVO CORRIENTE FONDO DE MANIOBRA
PASIVO CORRIENTE

Vemos que la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente arroja un resultado positivo, lo que significa que la empresa financia íntegramente el activo no corriente con capitales a largo plazo (recursos permanentes) y además parte del activo corriente también resulta financiado por esta financiación a largo plazo. Un fondo de maniobra positivo muestra una estructura financiera sólida.

FONDO DE MANIOBRA NEGATIVO
ACTIVO NO CORRIENTE PATRIMONIO NETO
FONDO DE MANIOBRA PASIVO CORRIENTE
ACTIVO CORRIENTE

Este gráfico nos muestra que el pasivo corriente es mayor que el activo corriente con lo que la empresa necesita endeudarse a corto plazo para poder financiar su inmovilizado. Es una situación muy peligrosa que puede llevar a presentar "suspensiones de pagos", pues no se genera el suficiente flujo de caja para poder hacer frente a todas las deudas que se tienen a corto plazo.

Este flujo de caja va a resultar de vital importancia para saber el signo del fondo de maniobra, pues va a venir determinado por el denominado período medio de maduración (PMM), que resulta una aproximación al tiempo que ha de transcurrir entre el pago por la compra de los materiales necesarios para la elaboración de nuestro producto y su recuperación por el cobro a los clientes. A modo de ejemplo, si una determinada empresa tiene un período medio de maduración positivo (30 días por ejemplo) va a necesitar un fondo de maniobra positivo, en la cuantía suficiente para financiar su actividad durante esos días que tarda en cobrar a los clientes desde que invirtió en las materias primas necesarias para la elaboración del producto vendido.

Recuerde que...

No obstante, existen determinadas empresas que suelen tener períodos medios de maduración negativos, como las grandes superficies, pues pagan a sus proveedores bastantes días después de haber vendido los productos que les han adquirido y en este caso, estas empresas, se pueden permitir el lujo de trabajar con fondos de maniobra negativos, ya que cuentan con dinero por adelantado gracias a los proveedores que les permite manejar el periodo de pago de los clientes.

4. Ratios a tener en cuenta

A partir de estos criterios básicos, un análisis patrimonial más pormenorizado tendría que darse a partir del estudio de los "ratios". Son cocientes que relacionan distintas magnitudes entre sí comparando el resultado con unos "resultados tipo o ideales" y estudiando la desviación que existe respecto a éstos o grado de cumplimiento de los mismos. Si bien la dificultad en este tipo de análisis viene dado por la "interpretación" que se realice de esos ratios y de la adecuación del resultado a un determinado tipo de empresa. Entre otros podemos señalar:

El estudio de los ratios no tiene porqué abarcar sólo las distintas partidas del balance. Muchos se cruzan con el resultado de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias o con partes del mismo. Uno de ellos, exigido en la presentación de las cuentas anuales, es el periodo medio de pago a proveedores.

Liquidez General = Activo Corriente / Pasivo Corriente

Relacionado con el fondo de maniobra, aquí buscamos un resultado superior a 1,00; lo que indica que la empresa sí que posee circulante suficiente para cumplir con sus obligaciones en el corto plazo aunque un resultado muy elevado indicaría que tenemos demasiados bienes sin invertir o no productivos, lo que se conoce como “exceso de recursos ociosos”. Por el contrario, si el resultado es inferior a 1,00 la entidad no cuenta con la solvencia adecuada para hacer frente a su deuda a corto plazo.

Solvencia= Activo total / Pasivo Total

A diferencia del anterior, este ratio mide la capacidad de la empresa para hacer frente al total de las obligaciones, tanto a corto como a largo plazo. Si bien depende de la estrategia de apalancamiento de la empresa, un resultado en torno al 1,5 sería bastante bueno. También lo podemos encontrar de forma desagregada en corriente y no corriente, en tal caso lo ideal es que el ratio de solvencia a corto plazo sea superior al ratio de solvencia a largo.

Tesorería = (Realizable + Disponible) / Pasivo Corriente

Tiene la misma interpretación que el ratio de liquidez general pero es más preciso para medir la capacidad de pago al eliminar del numerador las existencias.

Nivel Endeudamiento = Pasivo / (Patrimonio Neto + Pasivo)

Este ratio mide la proporción que existe entre la financiación ajena con la que cuenta la empresa (pasivo) y sus recursos propios (patrimonio neto), de forma que nos da una idea sobre si el importe total de las deudas es adecuado en relación con la cuantía de los fondos propios. También se puede ver incluyendo sólo el patrimonio neto en el denominador. Generalmente se acepta que el resultado no esté muy alejado de 0,50 ni hacia arriba ni hacia abajo.

Calidad de la Deuda = Pasivo Corriente / Pasivo Total

Con la proporción que representa la deuda a corto plazo (pasivo corriente) sobre el total de deuda (pasivo exigible), buscamos que sea lo menor posible, lo que indica una mayor facilidad para devolver los fondos ajenos.

Autonomía Financiera = Patrimonio Neto / Pasivo Total

Mide la independencia financiera de la empresa respecto a terceros. Cuanto menor sea el ratio de 0,50 mayor será el peso de los acreedores en la toma de decisiones de la empresa.

Una vez establecidos los criterios y ratios a seguir debemos controlar las desviaciones que puedan existir entre los mismos y los resultados tipo u objetivos marcados por la empresa. En caso necesario tocará tomar las medidas adecuadas para "reorientar" el rumbo de la empresa hacia esos objetivos o pautas marcadas.

Comparte sólo esta página:

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información