Prestación/subsidio por paternidad (nacimiento y cuidado de menor) en Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos

REGÍMENES ESPECIALES. PATERNIDAD (nacimiento y cuidado de menor). RÉGIMEN ESPECIAL DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS


    Es una prestación económica que trata de cubrir la pérdida de rentas o ingresos que sufren los trabajadores cuando se suspende el contrato para disfrutar de los periodos de descanso por el nacimiento, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar, legalmente establecidos.

PRESTACIÓN

    El derecho a esta prestación se establece con la misma extensión y en los mismos términos y condiciones que los previstos para los trabajadores del Régimen General, con las particularidades que se detallan en los apartados relacionados a continuación.

DECLARACIÓN DE SITUACIÓN DE LA ACTIVIDAD.

    Las personas trabajadoras incluidas en el RETA, con excepción de las integradas en el Sistema especial de trabajadores por cuenta propia agrarios (SETA) o de las trabajadoras autónomas económicamente dependientes (TRADE), presentarán, si la Entidad Gestora lo estima conveniente, una declaración de situación de actividad en el modelo oficial, sobre la persona que gestione directamente el establecimiento mercantil, industrial o de otra naturaleza del que sea titular o, en su caso, el cese temporal o definitivo en la actividad desarrollada.

    Esta declaración deberá presentarse en el plazo de los 15 días siguientes a la fecha de la suspensión de la actividad.

RECUERDE QUE:

Si el inicio del descanso por maternidad (nacimiento y cuidado de menor) se ha iniciado con anterioridad al parto, el plazo se contará a partir de la fecha del inicio de dicho descanso.


    
    La falta de presentación de la declaración, en el plazo máximo indicado, producirá la suspensión en el inicio del pago de la prestación, pudiendo iniciarse de oficio las actuaciones pertinentes para verificar la situación en la que queda el establecimiento del que es titular la beneficiaria de la prestación.

    Si como consecuencia de las actuaciones administrativas, se dedujese el carácter indebido de la prestación que, en su caso, se hubiese comenzado a percibir, se procederá a realizar las actuaciones precisas para el reintegro de la misma, así como los correspondientes expedientes sancionadores en aquellos casos en que, atendiendo a las circunstancias concurrentes, oportunamente valoradas por la Entidad gestora, así se determine por ésta.

CESE DE LA ACTIVIDAD DURANTE MATERNIDAD.

    Si se produjese el cese de la actividad estando el trabajador en situación de maternidad (nacimiento y cuidado de menor), seguirá percibiendo esta prestación hasta que la misma se extinga; extinguida ésta, podrá solicitar, en el plazo de los 15 días hábiles siguientes, la protección por cese de actividad y siempre que reúna los requisitos exigidos, el derecho nacerá al día siguiente al de la extinción de la prestación por maternidad.

    Si durante la percepción de la prestación económica por cese de actividad el beneficiario se encuentra en situación de maternidad (nacimiento y cuidado de menor), se interrumpirá la prestación y la cotización a la Seguridad Social y pasará a percibir la prestación por maternidad gestionada por su órgano gestor (INSS o ISM); extinguida la prestación por maternidad (nacimiento y cuidado de menor), el órgano gestor de dicha prestación lo comunicará al órgano gestor de la protección por cese de actividad que reanudará, de oficio, esa protección por la duración, cuantía y cotización pendiente en el momento de la suspensión.

REQUISITOS GENERALES.

    En cualquier caso, los requisitos generales para causar derecho a la prestación, en los Regímenes Especiales, son los siguientes:
    

  1. Estar en alta en el Régimen correspondiente.
  2. Estar al corriente en el pago de las cuotas, de las que sean responsables directas las personas trabajadoras, aunque la prestación sea reconocida, como consecuencia del cómputo recíproco de cotizaciones, en un régimen de trabajadores por cuenta ajena.

    Cuando se detecte que una determinada persona trabajadora no se encuentre al corriente de pago de sus obligaciones, se le "invitará" a realizar el pago para que la prestación correspondiente no le sea suspendida.

    Al mismo tiempo, cuando a un determinado sujeto se le haya considerado al corriente en el pago de las cotizaciones a efectos del reconocimiento de una determinada prestación prestación, en virtud de un aplazamiento en el pago de las cuotas adeudadas, pero posteriormente incumpla los plazos o condiciones de dicho aplazamiento, perderá la consideración de hallarse al corriente en el pago y, en consecuencia, se procederá a la suspensión inmediata de la prestación reconocida que estuviere percibiendo, la cual solamente podrá ser rehabilitada una vez que haya saldado la deuda con la Seguridad Social en su totalidad.



Art. 22 RD 295/2009 Situaciones protegidas.
Art. 23 RD 295/2009 Beneficiarios.
Art. 24 RD 295/2009 Situaciones asimiladas a la de alta
Art. 25 RD 295/2009 Prestación económica.
Art. 26 RD 295/2009 Nacimiento, duración y extinción del derecho.
Art. 27 RD 295/2009 Paternidad, incapacidad temporal y extinción del contrato.
Art. 28 RD 295/2009 Denegación, anulación y suspensión del derecho.
Art. 29 RD 295/2009 Gestión de la prestación económica por paternidad.
Art. 30 RD 295/2009 Solicitud de la prestación económica por paternidad y resolución de la misma.

Siguiente: Prestación/Subsidio por paternidad (nacimiento y cuidado de menor). Régimen especial de los trabajadores del mar.

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información