Reducción de la base imponible por aportaciones a planes de Pensiones. Prestaciones recibidas. IRPF

PRESTACIONES RECIBIDAS POR APORTACIONES A PLANES DE PENSIONES. Reducción de la Base Imponible



    Si bien es cierto, que para la obtención del rendimiento neto del trabajo han de computarse la totalidad de los rendimientos íntegros del mismo, existen una serie de excepciones donde el rendimiento se ve reducido en un determinado porcentaje cuando se den determinadas circunstancias y cumplan ciertos requisitos.

    Este es el caso de las prestaciones obtenidas por los beneficiarios de PLANES DE PENSIONES.

RECUERDE QUE:

A partir de 1 de enero de 2015 se permite rescatar aportaciones de planes de pensiones con una antigüedad mínima de 10 años por lo que los primeros rescates podrían realizarse a partir de 1 de enero de 2025.


    Los PLANES DE PENSIONES y los PLANES DE PREVISIÓN ASEGURADOS (PPA) tributan en la declaración de la renta como rendimientos del trabajo. Pueden rescatarse o cobrarse de distintas maneras: en forma de capital (de una sola vez), en forma de renta (en pagos periódicos), en forma mixta (una cantidad en un solo pago y la otra de forma periódica) y en renta de seguros.

    Realmente son vehículos diseñados para la jubilación, que también pueden ser rescatados en caso de incapacidad, dependencia y fallecimiento, así como en los supuestos excepcionales de liquidez (enfermedad grave, paro de larga duración y, a partir de 1 de enero de 2015 se permite rescatar aportaciones de planes de pensiones y planes de previsión asegurados con una antigüedad mínima de 10 años por lo que los primeros rescates podrían realizarse a partir de 1 de enero de 2025).

    Podemos distinguir para estas figuras, dos tipos de ventajas fiscales:

1. VENTAJAS FISCALES DE LAS PRESTACIONES RECIBIDAS.


    En la actualidad, en contra de lo que ha ocurrido en otras épocas, las prestaciones recibidas por planes "de jubilación en general" no tiene un beneficio fiscal.

    Ahora bien, puede obtenerse una ventaja fiscal si se cobra en forma de capital y solo para las aportaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2006. Esta reducción se realiza sobre los derechos consolidados (aportaciones más rendimientos generados) y solo es aplicable una sola vez. Es decir, que si se tiene más de un plan de pensiones, y solo rescata uno, en el resto no podrá beneficiarse de esa exención del 40%. Para desgravarse más, de todos los planes de pensiones que tenga rescate el de mayor cantidad de dinero. Si lo aplica sobre uno de menor importe, perderá la opción de rescatarlo con la reducción porque solo se permite una vez.

    Las reducciones aplicables a estos rendimientos del trabajo con período de generación de 2 años, sufren modificaciones, así en las prestaciones en forma de capital procedentes de los distintos instrumentos de previsión social privados, de carácter complementario al sistema básico de la Seguridad Social, fiscalmente incentivados (Planes de Pensiones; seguros concertados con mutualidades de previsión social, seguros de dependencia, planes de previsión empresarial; planes de previsión asegurados, etc.), dependerá la aplicación de la reducción (30% normalmente) de:

    1. Caso de prestaciones recibidas en forma de capital por los beneficiarios y partícipes de Planes de Pensiones, incluidos los regulados en la Directiva 2003/41/CE del Parlamento y del Consejo, de 3 de junio.
    En este caso se mantiene la reducción del 40% cualquiera que sea la contingencia que origine la prestación con las siguientes novedades:

    - No se exige que entre la primera aportación y la percepción de la prestación en forma de capital transcurran más de 2 años cuando se trate de prestaciones por invalidez, extendiéndose estos efectos a las prestaciones por dependencia.
    - NO se aplicarán reducciones cuando se trate de prestaciones correspondientes a contribuciones empresariales imputadas que reduzcan la base imponible.

    2. Caso de prestaciones percibidas en forma de capital del resto de instrumentos de previsión social privados, de carácter complementario al sistema básico de la Seguridad Social, fiscalmente incentivados (Planes de Pensiones; seguros concertados con mutualidades de previsión social, seguros de dependencia, planes de previsión empresarial; planes de previsión asegurados, etc.)

    2.1. Las prestaciones correspondientes a contingencias de jubilación, incapacidad laboral total y permanente para la profesión habitual o absoluta y permanente para todo trabajo, y la gran invalidez y la dependencia severa o gran dependencia NO SERÁN OBJETO DE REDUCCIÓN por irregularidad de la prestación.

    2.2. Prestaciones por muerte del partícipe o beneficiario, que puedan serlo de viudedad, orfandad o a favor de otros herederos o personas designadas:

        - Reducción del 40% para las prestaciones percibidas en forma de capital, siempre que hayan transcurridos más de 2 años desde la primera aportación.
        - NO existe reducción en el caso de prestaciones correspondientes a contribuciones empresariales imputadas que reduzcan la base imponible.

    Hay que recordar que, hasta 2006 estas prestaciones sí eran susceptibles de reducción por irregularidad y las disposiciones transitorias undécima y duodécima de la LIRPF articularon un régimen transitorio que ha permitido mantener la reducción por irregularidad en relación con los derechos consolidados a 31 de diciembre de 2006.

    En concreto, se establece que los beneficiarios relacionados en el párrafo anterior podrán seguir aplicando los regímenes financiero y fiscal vigentes a 31 de diciembre de 2006 y, por consiguiente, la reducción por irregularidad tal y como resultaba operativa a dicha fecha, obviamente en relación con las prestaciones correspondientes a primas satisfechas o aportaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2006. Pues bien, este régimen transitorio queda acotado en cuanto a su ámbito temporal de aplicación en los siguientes términos:

  1. En el caso de contingencias acaecidas a partir de 1 de enero de 2015, el coeficiente reductor del 40% únicamente podrá ser aplicado, en su caso, en relación con las prestaciones percibidas en el ejercicio en el que acaezca la contingencia determinante de la prestación y en los dos ejercicios siguientes.

  2. En el caso de contingencias acaecidas antes de 1 de enero de 2015 habremos de diferenciar dos momentos temporales:

    1. Para contingencias acaecidas en los ejercicios 2011 a 2014, únicamente podrá ser aplicado, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta la finalización del octavo ejercicio siguiente a aquel en el que acaeció la contingencia determinante de la prestación. Por ejemplo, si un contribuyente se jubiló en 2012, podrá aplicar la reducción por irregularidad del 40% hasta 2020 inclusive.

    2. Para contingencias acaecidas en los ejercicios 2010 o anteriores, el coeficiente reductor del 40% únicamente podrá ser aplicado, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta el 31 de diciembre de 2018.

2. VENTAJAS FISCALES DE LAS APORTACIONES REALIZADAS.


    Su principal ventaja fiscal es que reduce la base imponible del impuesto en las aportaciones realizadas en el ejercicio hasta un límite de la mayor de:
  1. 8.000 euros o,

  2. el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

    Existiendo además la posibilidad de ampliar este límite con aportaciones hasta 2.500 euros adicionales para aportaciones a favor del cónyuge, siempre que éste tenga rentas inferiores a 8.000 euros anuales.

    En el caso de aportaciones realizadas para personas con discapacidad, habremos de distinguir que las aportaciones las realice:
  1. El propio partícipe discapacitado, reduciendo la base imponible general en la declaración del contribuyente discapacitado que realiza la aportación.

  2. Personas con relación de parentesco con el discapacitado en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o quienes le tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento, reduciendo la base imponible en la declaración de la persona que las realiza.


 Discapacitado partícipeCada una de las personas emparentadas con el discapacitado
Reducción anual máxima24.250 Euros10.000 Euros (1)
Reducción anual máxima conjunta24.250 Euros (2) 
(1) Esta reducción es independiente de la aplicable, en su caso, a las aportaciones realizadas por estos contribuyentes a sus propios Planes de Pensiones y a los otros sistemas de previsión social.
(2) Dicha cuantía incluye tanto las aportaciones realizadas por el propio discapacitado como las efectuadas por otras personas a su favor, teniendo prioridad en la reducción las aportaciones realizadas por el propio discapacitado, cuando concurran ambas.
Fuente: AEAT

IMPORTANTE CONOCER:
Generalidades sobre planes de pensiones: Tributación y casos prácticos.





Esquema comparativo de las similitudes y diferencias entre PPI, PPA y PIAS.
Reducción por aportaciones realizadas a Planes de Pensiones.
Reducción por aportaciones realizadas a Planes de Previsión Asegurados.



Art. 18 Ley 35/2006 LIRPF. Porcentajes de reducción de determinados rendimientos del trabajo
DT. 25ª Ley 35/2006 LIRPF. Régimen transitorio
Art. 12 RD 439/2007 RIRPF. Aplicación reducción del 30% a determinados rendimientos del trabajo.


Siguiente: Orden HFP/377/2017, reduce para 2016 los índices de rendimiento neto aplicables en estimación objetiva de IRPF para actividades agrícolas y ganaderas

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información