¿Es posible "desafectar" y "reafectar" trabajadores en los ERTEs desde 1 de Octubre?.

Publicado: 23/11/2020

Boletin nº 45 - Año 2020


Imagen Titulo

En varias ocasiones hemos abordado desde SuperContable la regulación aplicable a los ERTEs desde el 1 de Octubre, como consecuencia del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo; analizando las distintas modalidades de ERTEs que permanecen vigentes, los pasos que hay que dar para percibir las exoneraciones de la Seguridad Social, o los trámites que hay que realizar ante el SEPE para que los trabajadores puedan percibir las prestaciones por desempleo.

Sin embargo, en las últimas fechas nuestros usuarios y suscriptores han empezado a plantearnos si es posible, desde el 1 de Octubre, llevar a cabo desafectaciones y, en su caso, reafectaciones de trabajadores en el ERTE, en función de como vayan variando las disposiciones que establecen las distintas autoridades para luchar contra el COVID-19.

Lo cierto es que, en esta "segunda oleada" de la pandemia, hay más autoridades con capacidad para establecer normas y restricciones; y existen muchas más normas que inciden, de una forma u otra, en las distintas actividades económicas. Y por si ello fuese poco, las distintas restricciones son mucho más "cambiantes" que lo eran durante la desecalada del primer Estado de Alarma.

Por eso, la necesidad de readaptar la actividad a estas "cambiantes" circuntancias dota de más sentido a la posibilidad de, como dicen la mayoría de empresas, "sacar y meter trabajadores en el ERTE"

La "desafectación" se refiere precisamente a la posibilidad de reincorporar a la actividad a trabajadores que están en el ERTE, si cambian las circunstancias y la empresa los necesita.

No obstante:

Como ya dijimos en su momento, no está prevista de forma expresa en la norma, pero desde el Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo, la normativa que afecta a los ERTEs tiene como objetivo la recuperación paulatina de la actividad, en la medida que la pandemia lo permita; restringiendo el ámbito las actividades que cuentan con exoneración en los ERTEs y limitando los supuestos en los que se puede acceder a ERTEs de suspensión total de la actividad o ERTEs por impedimento.

Por tanto, podemos decir que, dado que el ERTE es una medida de flexibilidad laboral, si varían las circunstancias que inciden en la actividad de la empresa, por ejemplo, se amplía el horario de apertura y/o el aforo de un establecimiento de hostelería, de un comercio o de un gimnasio, podrían sacarse del ERTE a los trabajadores necesarios para llevar a cabo esa labor, en la misma jornada que tuviesen antes del ERTE o en otra más reducida.

En cuanto a los trámites que hay que formalizar para realizar en la práctica esta desafectación, en nuestro comentario "Trámites a comunicar en la salida y retorno de los trabajadores del/al ERTE" les explicamos paso a paso cómo debe realizarlos.

Y, respecto a la "reafectación", es decir, al paso inverso consistente en devolver a trabajadores al ERTE sí aumentan las limitaciones y restricciones en la actividad, tampoco está prevista de forma expresa en la normativa; pero, si hasta el 30 de Septiembre ello era posible, entendemos que también es posible ahora.

Es más, en algunos casos concretos, dada la vertiginosidad con las que se incrementan y reducen las medidas de restricción, en función de la evolución de la pandemia y el sugimiento de nuevos "brotes" en esta "segunda oleada", esta posibilidad tiene mucho más sentido.

Siguiendo con el ejemplo anterior, al igual que en unas zonas se suavizan las restricciones, en otras se reducen los horarios en la hotelería, en el comercio o en los gimnasios, o se limitan los aforos; y ello implica que la actividad precise de menos trabajadores.

En nuestro comentario "Trámites a comunicar en la salida y retorno de los trabajadores del/al ERTE" explicamos paso a paso cómo llevar a cabo la "reafectación" de trabajadores.

Finalmente, atendiendo a las distintas posibilidades en las que puede estar un ERTE desde el 1 de Octubre, sí que hay que hacer alguna precisión respecto a la reafectación y desafectación de trabajadores:

Time-OutEn los ERTEs anteriores prorrogados, sean por fuerza mayor o ETOP, cabe perfectamente desafectar y reafectar trabajadores.

En los nuevos ERTEs ETOP también cabe desafectar y reafectar trabajadores; al igual que cabía en los anteriores al 1 de Octubre.

En cuanto a los nuevos ERTEs por limitación, es, a nuestro juicio, dónde más sentido tiene la desafectación y reafectación de trabajadores, porque su causa de ser es precisamente la existencia de normas que establecen restrcciones por el COVID-19; y dependiendo de cómo sean estas restricciones, las necesidades de personal de la empresa serán mayores o menores. El ejemplo tipo es la actividad de la hostelería que hemos mencionado antes.

Finalmente, respecto a los nuevos ERTEs por impedimento, entendemos que no cabe esta posibilidad porque tan pronto como cese la norma que establece el impedimento de la actividad, el ERTE "muere" y, en todo caso, puede ser sustituido por un ERTE por limitación.

Como consejo, si quiere evitarse problemas, es conveniente que, cuando se realice el ERTE, en la comunicación que remita a los trabajadores haga constar la posibilidad de llevar a cabo una desafectación o reafectación, si concurren razones para ello; o incluso, si se trata de un ERTE por causas objetivas, que pacte esta posibilidad en el periodo de consultas, para asegurarse la desafectación y reafectación de trabajadores, si lo necesita en el futuro.

Comparte sólo esta página:

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información