Boletín semanal

Boletín nº18 07/05/2019

CONSULTAS FRECUENTES

Ante un error en el destinatario de la factura, ¿debo emitir una factura rectificativa?

Mateo Amando López, Departamento Contable-Fiscal de SuperContable.com - 06/05/2019

img_ct_01

A estas alturas no debería resultar novedoso que la comisión de errores en la confección de una factura emitida debe ser objeto de subsanación mediante la emisión de una nueva factura rectificativa, como todos nuestros lectores conocen por los múltiples comentarios que hemos realizado al respecto.

No obstante, si desea aprender todas las implicaciones que conlleva la realización de facturas rectificativas, así como los requisitos que debemos cumplir en su confección, le emplazamos a realizar nuestro SEMINARIO Cómo hacer facturas rectificativas y otras cuestiones, en donde además se abordarán otras cuestiones problemáticas que actualmente tenemos a la hora de realizar el proceso de facturación en la empresa.

Como decíamos, el actual reglamento de facturación sólo prevee como mecanismo de corrección de las facturas mal emitidas la expedición de una factura rectificativa en la que se subsanen los errores originarios, tanto si el error se encuentra en el importe total, en la cuota de IVA o en cualquier otro aspecto de la factura, aun cuando hoy día la mayoría de los programas de facturación permiten la modificación de la propia factura.

Ahora bien, en este caso concreto en donde el error está en el destinatario de la factura, siendo correctos el importe de la base y la cuota impositiva, la forma de proceder dependerá del tipo de error en la identificación del destinatario:

En cualquier caso, en ambos supuestos la factura rectificativa debe hacer referencia al número y serie de la factura que se corrige. Por su parte, la factura rectificativa tiene que estar debidamente identificada con mención de su serie específica.

Recuerde que...

Si en lugar de emitir una factura rectificativa procede a modificar directamente la factura originaria puede provocar un problema mayor, como la existencia de discrepancias con el registro del cliente o la doble deducción del IVA soportado por una única operación.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información