Reducción en el IRPF por aportaciones a Mutualidades Previsión Social.

REDUCCIONES POR APORTACIONES Y CONTRIBUCIONES A MUTUALIDADES DE PREVISIÓN SOCIAL



    La base imponible general del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas pueden reducirse las siguientes cantidades aportadas a MUTUALIDADES DE PREVISION SOCIAL siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos:

    a) Por contratos de seguros de profesionales no integrados en algunos de los regímenes de la Seguridad Social, que tengan por objeto la cobertura de las contingencias previstas en el artículo 8.6 de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones (siempre y cuando no hayan tenido la consideración de gasto deducible para los rendimientos netos de actividades económicas):

        -   Jubilación o situación asimilable.

        -   Invalidez laboral total y permanente para la profesión habitual o absoluta y permanente para todo trabajo y la gran invalidez.

        -   Muerte del partícipe o beneficiario, pudiendo generar derecho a prestaciones de viudedad, orfandad, o a favor de otros herederos o personas designadas.

    Si el profesional hubiese optado por afiliarse a la mutualidad en vez de a la Seguridad Social, las cantidades aportadas serán gasto deducible, al tener el carácter de alternativo a la Seguridad Social.

    b) Por contratos de seguros de profesionales individuales integrados en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social que tengan por objeto la cobertura de las contingencias previstas en el artículo 8.6 de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones.

    c) Por contratos de seguro concertados con mutualidades de previsión social por trabajadores por cuenta ajena o socios trabajadores, incluidas las contribuciones del promotor imputadas en concepto de rendimientos del trabajo.

NOVEDAD A PARTIR DE 2007: Estas aportaciones amplían su ámbito subjetivo al poder ser realizadas también por:

    - Cónyuge y familiares consanguíneos en primer grado de los mutualistas.

    - Trabajadores de las mutualidades.

    - En el caso de mutualistas de Colegios Profesionales, por los mutualistas colegiados que sean trabajadores por cuenta ajena, por sus cónyuges y familiares consanguíneos en primer grado, así como por los trabajadores de la mutualidad, suprimiéndose el requisito temporal de aportaciones previas exigido hasta la fecha.

    El conjunto de aportaciones anuales máximas que pueden dar derecho a reducir la base imponible realizadas a los sistemas de previsión social (aportaciones a Planes de Pensiones, primas satisfechas Planes de Previsión Asegurados, aportaciones a planes de Previsión Social Empresarial, aportaciones a Mutualidades de Previsión Social y primas satisfechas a los Seguros Privados que cubran exclusivamente el Riesgo de Dependencia Severa o Gran Dependencia), incluyendo las imputadas por los promotores en su caso, NO PODRÁN EXCEDER las cantidades previstas en la Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones.

    A PARTIR DE 2015

    Así se establece, como novedad a partir de 2015, que los límites (Art. 51 de LIRPF) será la menor de las siguientes cantidades:

    - 8.000 euros anuales (hasta 31.12.2014 eran 10.000 euros). Límite absoluto aplicable en todo caso.

    - Límite porcentual sobre los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio, se establece en el 30%, en todo caso (hasta 31.12.2014 se aplicaba el 30% con carácter general y el 50% para contribuyentes mayores de 50 años y 12.500 euros absoluto).

    - Límite de reducción adicional por aportaciones a favor del cónyuge, cuando este no obtenga rendimientos del trabajo o de actividades económicas superiores a los 8.000 euros anuales, se fija en 2.500 euros anuales (hasta 31.12.2014 era de 2.000 euros).

    También resultará significativa la reforma realizada por la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, en relación a los partícipes de sistemas de previsión social podrán disponer de los derechos consolidados, antes de que se produzcan las contingencias, además de en casos de desempleo de larga duración o de enfermedad grave, en la parte correspondiente a aportaciones realizadas con al menos 10 años de antigüedad.


    No obstante, los derechos consolidados existentes a 31 de diciembre de 2015 sólo podrán hacerse efectivos a partir del 1 de enero de 2025, en los términos y con los límites establecidos reglamentariamente.



Art. 51 Ley 35/2006 LIRPF. Reducción aportaciones y contribuciones a Planes de Pensiones.
Art. 52 Ley 35/2006 LIRPF. Límite de reducción.


Accede al resto del contenido aquí

Siguiente: Aportaciones a Planes de Pensiones. Exceso de Aportaciones. Reducción Base Imponible de IRPF

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información