Consulta V1259-15 AEAT. Plazo para liquidar el Impuesto sobre Sociedades en sociedad liquidada en concurso de acreedores

NUM-CONSULTA V1259-15  
ORGANO SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas  
FECHA-SALIDA 24/04/2015  NORMATIVA LGT 58/2003 art. 40 TRLIS RDLeg 4/2004 arts. 7.1.a), 26.2.a), 136.1
TRLSC RDLeg 1/2010 art. 371
  


       DESCRIPCIÓN-HECHOS
  

    La sociedad consultante entró en concurso de acreedores y finalmente causó baja en el Registro Mercantil de Madrid el día 27 de junio de 2014 y en la AEAT el día 23 de julio de 2014.   


       CUESTIÓN-PLANTEADA


    ¿En qué fecha debe presentar la declaración del Impuesto sobre Sociedades (modelo 200) del ejercicio 2014?
    ¿Cómo proceder en caso de que no se haya publicado el modelo 200 en esa fecha?
    ¿Al estar cesado el que fue administrador concursal, quién es el responsable de firmar la declaración del Impuesto sobre Sociedades?.


       CUESTIÓN-PLANTEADA


    En relación con la aplicación del artículo 23 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante TRLIS), aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo (BOE de 11 de marzo), el mismo dispone que:  

    El artículo 7.1.a) del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, TRLIS), aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, establece que "serán sujetos pasivos del impuesto, cuando tengan su residencia en territorio español, las personas jurídicas, excepto las sociedades civiles".

    En lo que al periodo impositivo se refiere, el artículo 26.2.a) del TRLIS establece que "en todo caso concluirá el periodo impositivo cuando la entidad se extinga".

    En cuanto a la obligación de declarar, el apartado 1 del artículo 136 del TRLIS establece lo siguiente:

    "1. Los sujetos pasivos estarán obligados a presentar y suscribir una declaración por este impuesto en el lugar y la forma que se determinen por el Ministro de Hacienda.

    La declaración se presentará en el plazo de los 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores a la conclusión del período impositivo.

    Si al inicio del indicado plazo no se hubiera determinado por el Ministro de Hacienda la forma de presentar la declaración de ese período impositivo, la declaración se presentará dentro de los 25 días naturales siguientes a la fecha de entrada en vigor de la norma que determine dicha forma de presentación. No obstante, en tal supuesto el sujeto pasivo podrá optar por presentar la declaración en el plazo al que se refiere el párrafo anterior cumpliendo los requisitos formales que se hubieran establecido para la declaración del período impositivo precedente".

    En el ámbito mercantil, el artículo 371 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (en adelante TRLSC), aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, establece lo siguiente:

"Artículo 371. Sociedad en liquidación.

    1. La disolución de la sociedad abre el período de liquidación.
    2. La sociedad disuelta conservará su personalidad jurídica mientras la liquidación se realiza. Durante ese tiempo deberá añadir a su denominación la expresión "en liquidación".
    3. Durante el período de liquidación se observarán las disposiciones de los estatutos en cuanto a la convocatoria y reunión de las juntas generales de socios, a las que darán cuenta los liquidadores de la marcha de la liquidación para que acuerden lo que convenga al interés común, y continuarán aplicándose a la sociedad las demás normas previstas en esta ley que no sean incompatibles con las establecidas en este capítulo".

    De conformidad con lo establecido en la sección 5ª del capítulo II del título X del TRLSC, los liquidadores otorgarán escritura pública de extinción de la sociedad que se inscribirá en el Registro Mercantil. Jurídicamente, la extinción de la sociedad se reconoce en el momento de su inscripción en el Registro Mercantil; ese instante determina la ausencia de personalidad jurídica y, de acuerdo con el artículo 7.1.a) del TRLIS, el momento a partir del cual la sociedad dejará de tener la consideración de sujeto pasivo del Impuesto de Sociedades.

    Si la sociedad ha procedido en los términos legales indicados anteriormente y ha inscrito la escritura pública de extinción en el Registro Mercantil el día 27 de junio de 2014, en esta fecha habrá perdido su personalidad jurídica y debería presentar la declaración del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al periodo impositivo concluido en esa fecha. La declaración deberá presentarse dentro de los 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores a la conclusión del periodo impositivo mencionado, de acuerdo con lo establecido en el artículo 136 del TRLIS.

    Una vez finalizado el proceso de disolución y liquidación, habrá que tener presente lo establecido en el artículo 40 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria:

    "1. Las obligaciones tributarias pendientes de las sociedades y entidades con personalidad jurídica disueltas y liquidadas en las que la Ley limita la responsabilidad patrimonial de los socios, partícipes o cotitulares se transmitirán a éstos, que quedarán obligados solidariamente hasta el límite del valor de la cuota de liquidación que les corresponda y demás percepciones patrimoniales recibidas por los mismos en los dos años anteriores a la fecha de disolución que minoren el patrimonio social que debiera responder de tales obligaciones, sin perjuicio de lo previsto en el art. 42.2.a) de esta Ley.
    Las obligaciones tributarias pendientes de las sociedades y entidades con personalidad jurídica disueltas y liquidadas en las que la Ley no limita la responsabilidad patrimonial de los socios, partícipes o cotitulares se transmitirán íntegramente a éstos, que quedarán obligados solidariamente a su cumplimiento.

    2. El hecho de que la deuda tributaria no estuviera liquidada en el momento de producirse la extinción de la personalidad jurídica de la sociedad o entidad no impedirá la transmisión de las obligaciones tributarias devengadas a los sucesores, pudiéndose entender las actuaciones con cualquiera de ellos.

    3. En los supuestos de extinción o disolución sin liquidación de sociedades y entidades con personalidad jurídica, las obligaciones tributarias pendientes de las mismas se transmitirán a las personas o entidades que sucedan o que sean beneficiarias de la correspondiente operación. Esta norma también será aplicable a cualquier supuesto de cesión global del activo y pasivo de una sociedad y entidad con personalidad jurídica.

    4. En caso de disolución de fundaciones o entidades a las que se refiere el apartado 4 del art. 35 de esta ley, las obligaciones tributarias pendientes de las mismas se transmitirán a los destinatarios de los bienes y derechos de las fundaciones o a los partícipes o cotitulares de dichas entidades.



Art.7 RDL 4/2004 Impuesto sobre Sociedades.
Art.26 RDL 4/2004 Impuesto sobre Sociedades.
Art.136 RDL 4/2004 Impuesto sobre Sociedades.
[Art.40 Ley 58/2003] Ley General Tributaria.

ANEXOS

Accede al resto del contenido aquí

Siguiente: Operaciones vinculadas. Presentación de la información país por país. Modelo 231.

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información