Deducción por la compra de vivienda habitual de contribuyentes que convivan con discapacitados. Deducciones Autonómicas en el IRPF. Asturias.

Por adquisición o adecuación de la vivienda habitual. Asturias 2018



    Los contribuyentes con los que convivan sus cónyuges, ascendientes o descendientes con discapacidad, podrán deducir el 3 por 100 de las cantidades invertidas en el ejercicio en la adquisición o adecuación de la vivienda que constituya o vaya constituir su residencia habitual, a excepción de la parte de dichas cantidades correspondiente a intereses.

    Requisitos

    El cónyuge, ascendiente o descendiente con discapacidad ha de convivir con el contribuyente durante más de 183 días al año.

    El cónyuge, ascendiente o descendiente deberán acreditar un grado de discapacidad igual o superior al 65 por 100.

    El cónyuge, ascendiente o descendiente que genere el derecho a la deducción no podrán tener rentas anuales, incluidas las exentas, superiores al indicador público de renta de efectos múltiples (el IPREM para 2018 se ha establecido en 7.519,59 euros anuales).

    La base máxima de la deducción será de 13.664 euros, tanto en tributación individual como en tributación conjunta.

    Esta deducción será en todo caso incompatible con la deducción por adquisición o adecuación de vivienda habitual para contribuyentes con discapacidad

    La adquisición, o en su caso las obras e instalaciones en que la adecuación consista deberán resultar estrictamente necesarias para la accesibilidad y comunicación sensorial que facilite el desenvolvimiento digno y adecuado de las personas con discapacidad.

    A efectos de la aplicación de la deducción se tendrá en cuenta el parentesco por afinidad siempre que no exista un pariente de grado más próximo con derecho a la deducción.

    Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación de la deducción respecto de los mismos ascendientes o descendientes para un mismo período impositivo, la base máxima de la deducción se prorrateará por partes iguales. No obstante, cuando los contribuyentes tengan distinto grado de parentesco con el ascendiente o descendiente, la aplicación de la deducción corresponderá a los de grado más cercano.

    Cumplimentación

    Se reflejarán las cantidades invertidas por el titular de la deducción en la adquisición o adecuación de la vivienda, a excepción de la parte de dichas cantidades correspondiente a intereses.

    En caso de matrimonio y si la inversión corresponde a ambos cónyuges por partes iguales, se indicará el 50 por 100 de las cantidades satisfechas por ambos.

    En todo caso deberá indicarse el número de contribuyentes que tienen derecho a aplicar la deducción.

Siguiente: Deducción por inversión en vivienda habitual protegida. Deducciones Autonómicas en el IRPF. Asturias.

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información