Deducción Cantabria 2020. Por contratos de arrendamiento de viviendas situadas en zonas de Cantabria en riesgo de despoblamiento.

Por contratos de arrendamiento de viviendas situadas en zonas en riesgo de despoblamiento. Cantabria 2020



Se podrá deducir el contribuyente el 20 por 100 de las cantidades satisfechas en el periodo impositivo por el arrendamiento de una vivienda que constituya o vaya a constituir su vivienda habitual, teniendo un importe máximo de 600 Euros en caso de tributación individual, o 1.200 Euros en caso de tributación conjunta.


    Para poder aplicar la deducción, el contribuyente deberá cumplir los siguientes requisitos:
  1. La vivienda deberá estar situada en zona rural en riesgo de despoblamiento, entendiéndose como tal a poblaciones inferiores a 2.000 habitantes, cuya densidad de población sea inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado y presente una tasa de envejecimiento superior al 30%.


  2. La vivienda arrendada debe constituir la residencia habitual del contribuyente.


  3. La suma de la base liquidable, tanto general y del ahorro, minorada en el importe del mínimo personal y familiar, no puede superar los 22.946 Euros, en caso de tributación individual, o los 31.485 Euros en caso de tributación conjunta.

Esta deducción será incompatible con la aplicación de la deducción "Por arrendamiento de vivienda habitual por jóvenes, mayores y personas con discapacidad", ya que se refiere a que por la misma vivienda no se pueden aplicar las dos deducciones.

DEDUCCIÓN EN FAVOR DEL ARRENDADOR

Se podrá deducir el 50 por 100 de la cuota íntegra autonómica que corresponda a la base liquidable derivada de los rendimientos netos de capital inmobiliario minorados en la reducción por arrendamiento de inmuebles destinados a vivienda y, en su caso, en la reducción por rendimientos con período de generación superior a dos años u obtenidos de manera irregular, presentando una deducción máxima de 600 Euros, en caso de tributación individual, o una deducción máxima de 1.200 Euros en caso de tributación conjunta.

    Para poder aplicar dicha deducción, el arrendador debe presentar los siguientes requisitos:
  1. La vivienda deberá estar situada en zona rural en riesgo de despoblamiento, entendiéndose como tal a poblaciones inferiores a 2.000 habitantes, cuya densidad de población sea inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado y presente una tasa de envejecimiento superior al 30%.


  2. El arrendamiento NO puede constituir una actividad económica para el arrendador.


  3. La residencia del arrendador también debe tener consideración de zona en riesgo de despoblamiento.


Siguiente: Deducción Cantabria 2020. Por gastos de guardería para contribuyentes con residencia habitual en zonas rurales en riesgo de despoblamiento.

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos