Obligación de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero.

OBLIGACIÓN DE INFORMACIÓN SOBRE BIENES Y DERECHOS SITUADOS EN EL EXTRANJERO



    La disposición adicional decimoctava de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria establece que tanto las personas físicas como las sociedades y demás entidades residentes en España están obligadas a suministrar información sobre los bienes y derechos situados en el extranjero de los que sean titulares o hayan dejado de serlo en el ejercicio precedente.
  
    Concretamente se refiere a los siguientes bienes y derechos ubicados fuera de España:
  1. Cuentas abiertas en entidades bancarias o de crédito, en las que figuren como titulares, representantes, autorizados o beneficiarios, o sobre las que tengan poderes de disposición.


  2. Consecuencia de la entrada en vigor de la Ley 11/2011 (desde 11 de julio de 2021), se introduce la obligación de informar sobre las monedas virtuales situadas en el extranjero de las que se sea titular, o respecto de las cuales se tenga la condición de beneficiario o autorizado o de alguna otra forma se ostente poder de disposición, custodiadas por personas o entidades que proporcionan servicios para salvaguardar claves criptográficas privadas en nombre de terceros, para mantener, almacenar y transferir monedas virtuales.


  3. Títulos, activos, valores o derechos representativos del capital de todo tipo de entidades o de la cesión a terceros de capitales propios y seguros de vida o invalidez de los que sean tomadores, así como de las rentas vitalicias o temporales de las que sean beneficiarios.


  4. Bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles de su titularidad.
    Cada uno de estos tres bloques de bienes constituye una obligación de información diferente, pero las tres obligaciones de información se articulan a través de un mismo modelo informativo. De este modo las tres obligaciones de información se cumplirían cumplimentando el Modelo 720, obligatoriamente de forma telemática a través de internet.

    No obstante, existen unos supuestos en los que no se está obligado a informar de estas posesiones en el extranjero, como es que el valor de los mismos no supere el importe de 50.000 euros o que estén registrados en la contabilidad de forma individualizada y suficientemente identificados.

    Además, el modelo no hay que presentarlo todos los años, una vez presentado por primera vez sólo habrá que volver a presentarlo si el valor establecido para cada conjunto no se ha incrementado en más de 20.000 euros respecto del marcado en el último modelo presentado o cuando se hayan transmitido o vendido estos bienes y derechos situados en el extranjero.

    Por último debe tenerse en cuenta que esta obligación tiene un régimen de infracciones y sanciones específico, mucho más duro que el establecido para el resto de declaraciones informativas.




- Modelo 720: Características y cumplimentación.



- DA. 18ª Ley 58/2003 LGT. Obligación de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero.
- Art. 42 bis RD 1065/2007. Obligación de informar acerca de cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.
- Art. 42 ter RD 1065/2007. Obligación de información sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero.
- Art. 54 bis RD 1065/2007. Obligación de informar sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.
- Orden HAP/72/2013. Aprueba el modelo 720, declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero.

Siguiente: Excluídos de la obligación de informar sobre bienes y derechos situados en el extranjero.

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos