La comunicación del despido improcedente

LA COMUNICACIÓN DEL DESPIDO AL TRABAJADOR


    Como hemos visto en los apartados corrrespondientes al despido objetivo y al despido disciplinario, uno de los requisitos legales para llevar a cabo el despido es comunicar la decisión del despido al trabajador/a afectado/a.

    Por tanto, la remisión al trabajador de la "carta de despido" es un requisito de forma esencial para que el despido pueda llevarse a cabo y sea declarado procedente, tanto en el caso del despido disciplinario como en el caso del despido objetivo.

    En el caso del "despido exprés" o despido reconocido como improcedente directamente por la empresa, que es al que nos estamos refiriendo en este apartado, también es frecuente remitir al trabajador una "carta de despido".

    En dicha carta de despido se notifica al trabajador la decisión de la empresa de despedirlo. Como motivo de despido se suele hacer constar cualquiera de las causas previstas legalmente, bien para el despido disciplinario, bien para el despido objetivo; siendo frecuente, por ejemplo, la referencia a la situación económica de la empresa, a la transgresión de la buena fe o el abuso de confianza en el desempeño del trabajo, o a la disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado.

    Sin embargo, la causa alegada se convierte en un pretexto porque en la misma carta de despido, la empresa reconoce la improcedencia de la decisión de despido adoptada y pone a disposición del trabajador la indemnización que la Ley prevé para el despido improcedente.

    Ante esta decisión de la empresa, así notificada, el trabajador tiene dos posibilidades.

    En primer lugar, puede aceptar la indemnización y consolidar, por tanto, la extinción de la relación laboral, porque, según el Artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores, el abono de la indemnización determinará la extinción del contrato de trabajo, que se entenderá producida en la fecha del cese efectivo en el trabajo.

    En segundo lugar, puede impugnar el despido ante los Juzgados para que sea una sentencia la que declare el despido improcedente; pero esta posibilidad, una vez que la empresa ha optado por la indemnización, ha dejado de tener sentido porque con la reforma laboral llevada a cabo por el RD-Ley 3/2012, de 10 de Febrero, y confirmada por la Ley 3/2012, de 6 Julio, han desaparecido los salarios de tramitación y, aunque el trabajador decida acudir a los Juzgados y se retrase en el tiempo la declaración de improcedencia, no va a percibir mayores cantidades por ello.

    En este sentido, el Artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores señala que cuando el despido sea declarado improcedente, el empresario, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, podrá optar entre la readmisión del trabajador o el abono de la indemnización legal, y precisa, como ya hemos señalado antes, que el abono de la indemnización determinará la extinción del contrato de trabajo, que se entenderá producida en la fecha del cese efectivo en el trabajo. Es decir, el trabajador no tiene derecho ya a cobrar los salarios de tramitación mientras dure el procedimiento judicial porque con la reforma legal han desaparecido en este caso. De ahí que, si la empresa ha optado por la indemnización, y el trabajador puede cobrarla, digamos que no tiene mucho sentido para el trabajador embarcarse en un procedimiento judicial y retrasar el cobro para, al final, cobrar lo mismo.

    Cuestión distinta sería que la empresa, aun reconociéndo la improcedencia del despido, no abone al trabajador la indemnización; porque en este caso al trabajador no le quedará más remedio que demandar, bien contra el despido, bien reclamando la cantidad de la indemnización, si quiere cobrar.



Estatuto Trabajadores Artículo 56 Despido improcedente



Modelo de Carta de despido improcedente



¿Sabe qué es y cómo funciona el derecho de opción de la empresa?



STS Sala Social 3164/2010 Despido verbal: existencia.

STS Sala Social 2736/2010 RCUD. Despido. Retractación empresarial. Ineficacia respecto a la decisión extintiva, incluso antes de la presentación de la papeleta de conciliación. Reitera STS 7-10-2009 y 11-12-2009.

STS Sala Social 6172/2011 Despido: calificación del cese efectuado por la empresa, seguido de firma de finiquito. Contratación temporal fraudulenta.

¿Tienes una duda? SuperContable te sacará de este apuro.

Accede al resto del contenido aquí

Siguiente: Carta despido reconociendo la improcedencia

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos