Definición de depósito




DEPÓSITO


    En términos contables, depósito es el efectivo recibido en concepto de depósito irregular a un plazo determinado.

    El carácter de depósito irregular se refiere al hecho de que el depositario no tiene que devolver exactamente los mismos billetes y monedas recibidas; sino que puede hacer uso de ellos teniendo la obligación de devolver, cuando corresponda de acuerdo con los términos del depósito, una cantidad equivalente.

    En contabilidad, las cuentas que recogen estas operaciones son:
  
    (185) Depósitos recibidos a largo plazo    
    (265) Depósitos constituidos a largo plazo
    (561) Depósitos recibidos a corto plazo
    (566) Depósitos constituidos a corto plazo

    Para diferenciar cuando un importe debe contabilizarse en una cuenta de depósito o en otras que presenten ciertas semejanzas, debe considerarse que la diferenciación entre depósito irregular y el préstamo o crédito se fundamenta en el tipo de beneficio que resulta de la operación. El motivo principal del depósito es la seguridad y si se pacta algún interés tiene carácter incidental e insignificante. En el préstamo o crédito se persigue por parte del prestamista, la obtención de una rentabilidad.

Siguiente: Definición de depreciación

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos