Boletín semanal

Boletín nº29 19/07/2022

CONSULTAS TRIBUTARIAS

Tributación por socio de entidad de los créditos cobrados y que estaban pendientes en el momento de disolución de la sociedad.

Dirección General de Tributos, Consulta Vinculante nº V1099-22. Fecha de Salida: - 19/05/2022

DESCRIPCIÓN DE LOS HECHOS

El consultante es socio de una sociedad que se ha disuelto y liquidado. Como consecuencia de dicha disolución ha percibido una cantidad de dinero y un derecho de crédito que la sociedad tenía frente a un tercero. El consultante ha pactado con el deudor el cobro de la deuda de forma mensual durante el transcurso de los próximos nueve o diez años.

CUESTIÓN PLANTEADA: 

Cómo deben tributar los importes percibidos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

CONTESTACION-COMPLETA:

La presente contestación parte de la hipótesis de que el acuerdo alcanzado con el deudor se limita al fraccionamiento de la deuda en varios plazos sin el cobro de intereses.

Partiendo de dicha consideración, se debe señalar que la disolución y liquidación de la sociedad supone la obtención por el socio de una ganancia o pérdida patrimonial, tal y como dispone el artículo 33.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE de 29 de noviembre), según el cual “son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta ley se califiquen como rendimientos”.

El artículo 37.1.e) de la citada Ley establece que "en los casos de separación de los socios o disolución de sociedades, se considerará ganancia o pérdida patrimonial, sin perjuicio de las correspondientes a la sociedad, la diferencia entre el valor de la cuota de liquidación social o el valor de mercado de los bienes recibidos y el valor de adquisición del título o participación de capital que corresponda".

Por tanto, prescindiendo de la incidencia fiscal en la sociedad de la operación de disolución y liquidación, la ganancia o pérdida patrimonial para cada socio contribuyente del IRPF vendrá determinada por la diferencia entre el valor de mercado de los bienes y derechos adjudicados al socio en concepto de cuota de liquidación (que en el caso planteado será el dinero recibido y el importe del derecho de crédito adjudicado) y el valor de adquisición de sus participaciones.

La ganancia o pérdida patrimonial así determinada, se integrará en la base imponible del ahorro del periodo impositivo en el que tenga lugar la liquidación de la sociedad, en la forma prevista en el artículo 49 de la Ley del Impuesto.

El posterior cobro por el consultante del crédito adjudicado no generará ninguna renta sujeta a gravamen.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.