Concepto del Impuesto sobre Sociedades

CONCEPTO DEL IMPUESTO DE SOCIEDADES



    El Impuesto sobre Sociedades es un tributo:
  1. DIRECTO porque grava la renta obtenida que es una manifestación de capacidad contributiva.

  2. PERSONAL ya que recae sobre la persona como sujeto pasivo del mismo (persona jurídica o sociedad en este caso) y grava todas sus rentas obtenidas independientemente del origen de éstas.

  3. PERIÓDICO ya que se debe realizar todos los ejercicios económicos en los que funcione la sociedad.

  4. PROPORCIONAL puesto que los incrementos en la base imponible implican incrementos proporcionales en cuota.

  5. SINTÉTICO ya que no establece los conceptos que integran la renta (en contraposición al IRPF que es analítico).

    Así pues, se puede definir como un tributo de carácter personal, que recae sobre la renta de las personas jurídicas y otras entidades incluidas en el artículo 7 de la Ley y cuyo hecho imponible es la obtención por el sujeto pasivo de rentas, cualquiera que sea la fuente u origen de las mismas y cualquiera que sea el lugar donde se haya producido.

    Este Impuesto puede suponer una doble imposición pues las Entidades Jurídicas son un mero instrumento de las personas físicas o socios aunque luego se arbitran medidas para evitar esta doble imposición.


Legislación



Artículo 1 Ley 27/2014 del TRLIS. Naturaleza del Impuesto.
Artículo 7 Ley 27/2014 del TRLIS. Sujetos Pasivos.

Siguiente: Ámbito de aplicación del Impuesto sobre Sociedades.

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Comparte sólo esta página:

Síguenos