Advertisement
Inicio Documentos Comentarios
Ya aplicable la retención del 15% para actividades profesionales.

Tal vez el presente comentario no deba calificarse como tal, pues no existe (como en la mayoría de nuestros comentarios) un estudio y desarrollo de una determinada circunstancia o hecho contable, fiscal, laboral, etc. Ahora bien, la significación del mismo viene dada por la YA ENTRADA EN VIGOR, consecuencia de la publicación del “Real Decreto-ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia”, de la bajada del tipo de retención al 15% sobre determinados rendimientos de actividades profesionales.

Así, se añade una nueva disposición adicional cuadragésima a la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (LIRPF), donde viene a detallarse que, con independencia de los establecido en el artículo 101.5.a) de la LIRPF, el porcentaje de las retenciones e ingresos a cuenta sobre los rendimientos derivados de actividades profesionales será el 15 por ciento, cuando:

  • El volumen de rendimientos íntegros de tales actividades correspondiente al ejercicio inmediato anterior sea inferior a 15.000 euros y,
  • represente más del 75 por ciento de la suma de los rendimientos íntegros de actividades económicas y del trabajo obtenidos por el contribuyente en dicho ejercicio.

El porcentaje del 15% referido, podrá reducirse a la mitad cuando los rendimientos tengan derecho a la deducción en la cuota por rentas obtenidas en Ceuta o Melilla.

La medida, de acuerdo con el RD-ley 8/2014, entrará en vigor a partir del día de su publicación, es decir, a partir de 4 de julio de 2014.

Hace mención la referida disposición adicional 40ª, que para la aplicación de este tipo de retención “reducido”, los contribuyentes deberán comunicar al pagador de los rendimientos la concurrencia de dicha circunstancia, quedando obligado el pagador a conservar la comunicación debidamente firmada.

Javier Gómez para SuperContable.com

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información